Afibrocat
Search for:

El TSJC otorga la pensión por invalidez a una trabajadora que padece fibromialgia

Los magistrados le conceden un pensión del 75% de la base reguladora de su sueldo y obliga al INSS a pagar los retrasos

M. D. M. F. padece fibromialgia y sensibilidad química múltiple. En el 2014, esta auxiliar administrativa tramitó la solicitud para conseguir la incapacidad permanente, pero en junio de ese año el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) se le desestimó, al igual que la posterior reclamación administrativa. En primera instancia, el juzgado de lo social de Barcelona donde cayó su demanda contra esta negativa tampoco la admitió pero ahora el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) le ha dado la razón, tras el recurso presentado por sus abogados del centro especializado Tribunal Médico.

La mujer ha conseguido, al fin, que se le reconozca la incapacidad permanente en grado total y el derecho a percibir una pensión vitalicia equivalente al 75% de la base reguladora de 1.114 euros mensuales (835 euros) con efectos del 1 de julio del 2014 (cuando le fue rechazada la reclamación administrativa) y sin perjuicio de las revalorizaciones e incrementos que se hayan producido desde entonces.

En la sentencia de TSJC se pone de manifiesto que en la primera resolución judicial dictada por el juzgado de lo social no asociaba la fibromialgia con la sensibilidad química, con el aumento de perjuicios que para la salud que ello conlleva. Y es que la mujer, además, padece otras dolencias, como ansiedad, distimia (principio de depresión), insomnio, falta de concentración, problemas agudos en las articulaciones y urgencia en la micción.

REINSERCIÓN LABORAL

Este conjunto de hecho, que el TSJC considera un error de anterior juzgado al no haberlos tenido en cuenta, ha dado lugar a la obtención de la incapacidad permanente total, lo que comporta una pensión del 75%, ya que, aunque esta persona no puede trabajar en su profesión habitual y sí lo puede hacer en otras, está condicionada por otros factores particulares que dificultan su reinserción laboral.

La sentencia señala que, según declara la jurisprudencia,  para valorar el grado de incapacidad permanente, más que atender a las lesiones se deben tener en cuenta “las limitaciones que las mismas representan en orden al desarrollo de la actividad laboral”. En el caso de M. D., las lesiones que padece la incapacita para realizar actividades que exijan esfuerzos físicos o atención psíquica continuada, tal como es propio de su profesión habitual de auxiliar administrativa, pero no para otras labores en las que no tenga que hacer estos esfuerzos físicos y psíquicos.

Según la Sociedad Española de Neurología, entre un 2% y un 3% de la población española podría padecer fibromialgia. En cuanto a la sensibilidad química múltiple, esta enfermedad está reconocida en España tan solo hace dos años, fecha en que una trabajadora recurrió al INSS para obtener una incapacidad.

Fatiga crónica es más frecuente en hombres

Afecta principalmente a los que tienen entre 25 y 60 años de edad

El Dr. Martín Herrera Cornejo, jefe de Medicina Interna del Hospital Juárez de México, indicó que el síndrome de fatiga crónica es un cansancio extremo que tiende a durar más de seis meses y que se presenta a diario sin alguna razón aparente, además de que los hombres son quienes más la padecen.

Reiteró que el síndrome de fatiga crónica interfiere con las actividades físicas, intelectuales y laborales de la persona, pues ésta duerme y no recupera energía para realizar sus actividades.

En un comunicado indicó que aunque también afecta a las mujeres, este problema es más frecuente en hombres de entre 25 y 60 años, sin importar talla o peso.

Sin embargo, el doctor señaló que aún se desconoce el origen de esta enfermedad y, por ello, expertos de los institutos y hospitales de la Secretaría de Salud realizan estudios para identificarlo y brindar el tratamiento adecuado.

Se sospecha que sus causas son infecciones virales o alteraciones a nivel cerebral, por lo que el tratamiento actual comprende antivirales o antidepresivos; estos últimos han dado buen resultado porque reducen hasta en 60% los síntomas.

Herrera Cornejo expuso que el Hospital Juárez de México tiene herramientas necesarias para identificar, diagnosticar y tratar a quienes sufran este problema de salud.

Por ello, el especialista recomendó acudir al médico cuando haya signos de alerta, como cansancio extremo de más de seis meses, no tener sueño reparador, hay dolor en las articulaciones sin inflamación o enrojecimiento, ganglios en cuello y axilas, principalmente, dolores en el tórax, rodillas y codos, especialmente cuando no haya otra enfermedad que pueda ser la causante.

Afectados de fibromialgia piden a los políticos que se comprometan con ellos

Una treintena de colectivos de afectados de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica-Encefalomielitis Miálgica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrohipersensibilidad de todo el país, incluida Castilla-La Mancha, piden a los políticos que se comprometan con su “precaria” situación sociosanitaria.

En un comunicado, estas asociaciones y federaciones recuerdan que en España hay un millón y medio de afectados por Síndromes de Sensibilización Central (SSC), que mirarán “con lupa” los programas electorales de los partidos y dicen a los políticos “también existimos”.

Las asociaciones, entre las que se encuentra la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Villarrobledo (Afibrovi), están enviando a los partidos una lista de actuaciones relacionadas con la discapacidad, incapacidad, formación a médicos, investigación, prevención, control de factores ambientales desencadenantes y mejora de la atención médica, entre otras.

Entre las acciones que proponen destaca la actualización de los baremos de valoración de discapacidad, de forma que reflejen “la realidad” de la discapacidad asociada a estos síndromes.

También piden crear unidades de referencia, áreas especializadas y zonas adaptadas para la atención de estos pacientes, y la promoción de la integración, participación, mejora de la calidad de vida y eliminación de barreras asociadas a la discapacidad, para evitar la discriminación y la exclusión social.

Las organizaciones explican en su iniciativa ‘Síndromes de sensibilización central en campaña’ que la mayoría de los afectados “tienen una situación vital muy difícil” por su estado de salud y por las “consecuencias” derivadas de una actuación institucional “deficiente” en la falta de tratamientos eficaces desde la sanidad pública o de legislación para la adaptación de los puestos de trabajo, entre otras.

En este sentido, explican que un número elevado de estas personas pierde su trabajo y, en diferente grado, la capacidad de trabajar, y subrayan que, además, el 80 por ciento de las personas damnificadas son mujeres.

Caminar ayuda a combatir fibromialgia

Caminar 30 o 40 minutos al día reduce los síntomas de la enfermedad

09/06/2016 4:00

AA

La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por dolor muscular y fatiga extrema que comúnmente se presenta en mujeres y que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta entre el 3 y 6% de la población mundial.

Para aminorar los síntomas, se recetan distintos tipos de fármacos, pero según un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, uno de los tratamientos más eficaces y naturales es mantenerse activo.

Los especialistas indican que tras analizar a 920 pacientes con fibromialgia, se comprobó que aquellos que hacían una actividad física, por mínimo que fuera, ayudaba a reducir sus dolores y mejoraba su calidad de vida.

Indicaron que el problema con la enfermedad es que sólo el 20% de los pacientes pueden realizar una actividad física, pero que lo ideal es hacer alguna en la medida que sea posible.

En la búsqueda de opciones, los investigadores diseñaron un programa que era benéfico para todos los participantes del estudio y que no requería mucho esfuerzo: caminar 30 o 40 minutos al día.

Además del tratamiento farmacológico que tomaban los pacientes, se les pidió cumplir con una caminata al día y para que se sintieran motivados, pidieron  hacerlo junto con los demás participantes del estudio.

Aunque sentían dolor y fatiga antes de comenzar, pasados unos minutos los pacientes expresaron sentir paz y tranquilidad, sobre todo cuando alguien iba con ellos.

Después de meses de observación, se encontró que la sensación de entumecimiento de las articulaciones y el dolor intenso de nuca, cadera, clavícula o rodillas, se redujeron notablemente además de que todos tenían un mejor estado de ánimo.

Los investigadores concluyeron que esta actividad es realmente benéfica y que quienes la padecen deben caminar, siempre y cuando el cuerpo lo permita